Ir al contenido principal

"¿Encontrará fe en la tierra?" - Por Manuel Sonora

“No obstante, cuando venga el Hijo del hombre, ¿encontrará fe en la tierra?” (Lucas 18:8)

Me da preocupación leer en mis contactos muchos amigos que han perdido la fe completamente. Dudan de que haya un Dios misericordioso y amante en los cielos y que esté profundamente preocupado por su creación. Y por supuesto han perdido toda fe y confianza en la Biblia, debido a que muchos cristianos hacen mal uso de ella buscando solo sentencias condenatorias y amenazas para la humanidad y enfatizando el tema del pecado y del castigo correspondiente. 

Pero lo más preocupante es que no les falta razón. Yo veo a mi alrededor tantas injusticias. Tanta ingratitud y malas acciones que caen por lo general en gente buena, temerosa de Dios y que se esfuerza en hacer su voluntad. 

Y me irrita sobremanera leer esos mensajes ramplones en donde con un versículo de la Biblia se nos promete que recibiremos bendiciones en esta semana o que Dios tiene preparado para nosotros un cúmulo de bendiciones y gratas sorpresas. ¡Si cómo no! Si los días vienen y van y no salimos de esta crisis desesperante. Yo todos los días al arrancar la hojita de mi calendario exfoliador cuento los días que faltan para que se termine el mes y caigan algunos centavos para cubrir las necesidades más apremiantes. 

Y escucho a mis vecinos quejarse de que la vida les ha tratado muy mal a pesar de que se esfuerzan por agradar a Dios en la manera como se les ha enseñado. Y pienso: ¿Qué es lo que nos pasa? ¿Es que ya no tenemos fe o es que algo está sucediendo que la vida cada día se hace más difícil? Y las noticias de personas que en su desesperación mejor se quitan la vida son cada día más frecuentes.
 

Yo jamás pongo un AMÉN en esos textos que me tratan de convencer que todo va bien y que me esperan grandes bendiciones. Luego me encuentro con aquellos que me dicen que todo está en la mente y nuestra actitud. Que si nos concentramos en pensar que algo bueno nos va a suceder el poder de la mente es tan fuerte que lo materializamos y ahí está. 

Pues yo todos los días me concentro en que de alguna manera me va a llegar un dinerito o una donación o que mi pareja va a encontrar un jugoso empleo y... ¡Nada! que la situación es la misma. Y no sé si mi fe se está debilitando cada día y le pido a Dios de todo corazón que me ayude a no desesperarme y abandonar la poca esperanza que todavía tengo. 

Y precisamente este texto de Mateo me hizo pensar en que en realidad cuando Jesús vuelva a esta tierra de una u otra manera se va a encontrar con mucha falta de fe de parte de la humanidad. Como que él sabía que las cosas se iban a poner difíciles para los creyentes. ¡Qué difícil es mantener nuestra fe en estos tiempos! Como que sentimos que Dios nos ha dejado a nuestra suerte y solo los inicuos tienen gran prosperidad. La honradez, los valores y la ética ya no tienen lugar en este mundo y como decimos los mexicanos: “El que no tranza no avanza” 

¡Por favor! No me digan que en esta semana voy a recibir una gran bendición. Mejor díganme algo que me ayude a seguir adelante en mi vida sin estar esperando que de por algún lado me llegue la respuesta. La única bendición que espero es que mi fe se mantenga firme hasta que encuentre las respuestas a mi vida.


‐--------------------------------

Pbro. Manuel Sonora Macías. Socio de la Fundación Carpe Diem Interfe desde su inicio. Sacerdote anglicano, párroco de la Iglesia de San Marcos en Guadalajara desde 2003 hasta 2012.
Ha sido por muchos años profesor del Seminario de San Andrés en la Ciudad de México y fundador del Seminario Diocesano de San Andrés en Guadalajara. Su especialidad es la Homilética y la Liturgia así como la Identidad Anglicana. Ha participado en dos Preparlamentos como uno de los ponentes. Ha sido miembro del Grupo Ecuménico de la misma ciudad y de los Consejos Interreligiosos de la República.
Es bastante abierto y ha trabajado mucho en favor de la inclusividad de las iglesias cristianas. Ha escrito varios artículos y ensayos en algunas publicaciones tanto religiosas como seculares.
Ha escrito dos libros de meditaciones: Sal de la tierra, luz del mundo, Aceite para tu lámpara y Teología para la gente sencilla.
Ha participado en algunos programas de radio y un reportaje por el Canal 7 de Guadalajara. Actualmente trabaja en pro de los derechos humanos de la Comunidad LGBT.



Comentarios

  1. En el mundo tendreis aflicción!!! Pero!!! Confiad!!! Él a vencido al sistema mundo. Pienso, hermano que tienes los ojos puestos en la tormenta, somos muchos los que vemos el caos en el cual nos movemos y vivimos y anhelamos ser revestidos de incorrupcion!! Transmitir esperanza en este tiempo que nos toca no es fácil y pienso ¿fue más fácil en otra época? No bajemos los brazos un poquito más y Él que ha de venir vendrá... me tome la libertad de escribir con el deseo de animar a quienes leen estos art. De tanta bendición. Desde Argentina Emanuel Thomas.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Llega la segunda entrega de la revista 'Biblia y Teología hoy'

El presente número presenta una pluralidad de herencias denominacionales, con excelentes artículos de Oscar García-Johnson, Cristian Giordano Q., Samuel David Pagán y Raúl E. Rocha. El profesor del Seminario Teológico de Fuller, Oscar García-Johnson, hondureño de nacimiento, escribe un excelente artículo sobre un interesante tema: Fe en busca de tierra: una teología de la tierra desde los desposeídos . El presidente del Consejo Editorial de BYTH lo presenta como “un trabajo magistral y magisterial que no ahoga la denuncia profética contra la injusticia, la indiferencia de los poderosos ante los desposeídos, los marginados, los asimilados por sistemas infames que los esclavizaron desde siempre”. El segundo autor es el profesor español Cristian Giordano Q. quien escribe para los pastores de habla castellana un tema siempre pertinente: Discipulado y liturgia . Para el profesor Giordano el nuevo discipulado del siglo XXI debe ser una caminata vital y debe contribuir a crear

¿Existe una fe tóxica? - Por Diego Calvo Merino

¿Qué significa la fe tóxica? ¿Puede ser esta adictiva? “La Fe Tóxica es una relación peligrosa y destructiva con una religión u organización. Se relaciona con la organización más que con Dios”.[1]  Padres rígidos o no cariñosos una herida del pasado que no está sanada o resuelta (ejemplo: conflicto, duda, la muerte de un ser querido), la autoestima baja, el querer ser aceptado por los demás, la excesiva confianza en un amor falso de los líderes de la religión, el abuso físico, sexual y/o emocional; el niño se siente alejado de la familia, se busca el ser perfectos y además se enseña que existe esa posibilidad y generan expectativas muy altas, soledad; se buscan respuestas a la pregunta de ¿por qué la vida es así?, ¿por qué murió mi hijo?, y las respuestas dadas no son ni prudentes ni acertadas. Expectativas falsas: Pensar que nuestra religión nos vacuna de las tentaciones y problemas de la vida. Dios resuelve todos los problemas. Las formas de fe tóxica: Empezar a aislars