'Dios y la narrativa de los tiempos'. Libro de Alberto Roldán





Desde Pensamiento Protestante nos hemos interesado por la reciente publicación del libro Dios y la narrativa de los tiempos del Dr. Alberto F. Roldán. Cuatro son las preguntas que le hicimos para que nos explicara un texto en el que relaciona el libro de Apocalipsis con varios de los grandes de la literatura latinoamericana, y ello sin dejar de dar pautas para el correcto entendimiento de este libro tantas veces mal interpretado.


¿Qué te llevó a escribir un libro como el presente? 

Desde hace años estoy dedicado al estudio y enseñanza de la teología. Pero el año pasado, recibí la invitación de dos seminarios presbiterianos de México para dictar dos cursos sobre apocalíptica. Desde octubre de ese año me dediqué de lleno a reestudiar el tema. Digo "reestudiar" porque, por supuesto, no era para mí una temática enteramente nueva. Ya había producido textos sobre escatología (que se relaciona con la apocalíptica pero no es lo mismo) y ahora tenía la oportunidad de ampliar mi visión estudiando la apocalíptica, un género literario tan apasionante. Fue así como desarrollé los temas de mi libro. 


- Hablas del libro de Apocalipsis, ¿en qué sentido? 

Parto del concepto de que la apocalíptica es narrativa fantástica. No porque lo que en ella se escribe no sea real, pero el vehículo por el cual se expresa es fantástico en el sentido de utilizar imágenes, números, colores y sonidos que me hicieron pensar, como digo en el libro, en que se trata de "iconografía en movimiento". Tomo el Apocalipsis en primer lugar como lo que es: literatura que tiene los elementos propios de la apocalíptica judaica del siglo II a. C. y me sitúo en el contexto histórico en que fue elaborado este singular libro: la persecución de la Iglesia en el siglo I y de la cual fue testigo el propio Juan. En el primer capítulo desarrollo en qué consiste la apocalíptica y cómo debe leerse el Apocalipsis. 




Parto del concepto de que la apocalíptica es narrativa fantástica. No porque lo que en ella se escribe no sea real, pero el vehículo por el cual se expresa es fantástico en el sentido de utilizar imágenes, números, colores y sonidos que me hicieron pensar, como digo en el libro, en que se trata de "iconografía en movimiento". 





- En tu libro identificas huellas o rastros del Apocalipsis en varios importantes escritores latinoamericanos. ¿Puedes dar alguna pincelada a este respecto? 

Justamente allí está el foco de mi libro. Como soy un apasionado de la literatura, especialmente latinoamericana, busco -a la manera de un detective- las huellas que la lectura del Apocalipsis ha dejado en grandes autores latinoamericanos. Concretamente: Julio Cortázar, de quien analizo su cuento "El perseguidor" que comienza, justamente con el texto: "Sé fiel hasta la muerte" y, tal como yo leo ese cuento, recorre tres "estaciones" del Apocalipsis: el mensaje a Esmirna llegando a Laodicea y con escala en Pérgamo. Luego analizo dos novelas de Leopoldo MarechalAdán Buenosayres El banquete de Severo Arcángelo, novela ésta última, que ofrece imágenes del banquete celestial del Apocalipsis. Dicho sea de paso, Marechal es el único de los autores que interpreto, que se convirtió a la "fe evangélica", bautizándose en una iglesia pentecostal de Ciudadela Norte, Buenos Aires. Luego interpreto la novela de Carlos Fuentes (mexicano), Terra nostra, que es decididamente un texto apocalíptico que toma como eje las tres edades que planteó el místico italiano Joaquin da Fiore: tiempo del Padre, tiempo del Hijo y tiempo del Espíritu Santo. Por supuesto en un libro de esta naturaleza, Jorge Luis Borges no podría estar ausente. De él tomo como base Historia de la eternidad, para tratar el enigmático tema de "tiempo y eternidad". En el penúltimo capítulo vuelvo a Fuentes para analizar varias de sus otras novelas, con el eje de la finitud humana y las imágenes de Dios. Finalizo con un análisis de la novela El camino de Ida, que interpreto como un planteo de la imposibilidad ética en los personajes. 

Como soy un apasionado de la literatura, especialmente latinoamericana, busco -a la manera de un detective- las huellas que la lectura del Apocalipsis ha dejado en grandes autores latinoamericanos. 


- Para los lectores españoles que tenemos en Pensamiento Protestante, ¿es de interés también para ellos la lectura de un libro enfocado sobre todo a estos escritores latinoamericanos?

Creo que a los españoles, esta obra puede ser de mucho interés porque, pese a tener como referencias a autores latinoamericanos, los temas tratados son universales sin olvidar que la relación entre España y América Latina ha sido siempre muy amistosa y fértil. Además, en estos tiempos de pandemia la lectura del Apocalipsis en la perspectiva que planteo tiene como objetivo no sembrar el miedo y el terror sino precisamente suscitar fe y esperanza en la victoria final del Reino de Dios sobre todos los poderes del mal.

Creo que a los españoles, esta obra puede ser de mucho interés porque, pese a tener como referencias a autores latinoamericanos, los temas tratados son universales sin olvidar que la relación entre España y América Latina ha sido siempre muy amistosa y fértil.

El libro puede ser comprando tanto en Amazon como en Bookdepository



-------------------------------------------------------------


Alberto Roldán es argentino. Doctor en teología por el Instituto Universitario ISEDET, máster en humanidades (filosofía política) por la Universidad Nacional de Quilmes, máster en educación por la Universidad del Salvador (Buenos Aires). Escritor decididamente interdisciplinario ya que vincula: teología con hermenéutica, fenomenología, ética y literatura.





Comentarios

  1. En estos tiempos de pandemia tratar re-interpretar la lectura apocalíptica, desde una visión latinoamericana, es un paso definitorio para reanimar, fortalecer y re-encontrar aquellas fórmulas necesarias y determinantes.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares